domingo, 12 de abril de 2015

Disco del Mes - Marzo '15

Sometimes I Sit and Think, and Sometimes I Just Sit (Courtney Barnett)


Por +Ismael Lara @mayatlas

Finalmente aquí algo de lo mejor que ha salido en este año, específicamente en Marzo. Entre las ocupaciones que han invadido al que escribe y la decidia al no ver este álbum en la versión mexicana de Spotify, alargaron la espera de compartir el Disco de Marzo en forma, porque sí, al menos nosotros no teníamos duda de que este fue un disco sin competidor.

Desde que pude escuchar el single Pedestrian at Best, de la australiana Courtney Barnett, sabía que habíamos descubierto una joya musical, estoy seguro que muchos lo hicieron. Entonces la espera a Marzo tomó lugar, y debo decir que no decepcionó en lo absoluto.


Como su primer disco de larga duración, Courtney entrega una carta de presentación totalmente disfrutable. Su sonido emerge del grunge, del punk, de la psicodelia, del folk, siendo a la vez un sonido tan minimalista, fresco y simple, como pocas veces se escucha actualmente, y menos logrando resultados tan agradables, consistentes y honestos.

La primera impresión del título puede sonar extraña, pero al paso de las canciones, puede comprenderse su significado y coherencia con toda la lírica y sonido, una ambivalencia de lo simple y lo complejo, de sentirse importante y sentirte banal, resultando a fin de cuentas en algo originalmente contemplativo. Historias y pensamientos que dan vueltas a lo largo de canciones pasivas y/o agresivas, casi no cantadas, casi platicadas, por una chica a la que pareciera en verdad no importarle si lo que hace cumple con lo que pudiéramos esperar de una canción.

Y con todo esto son tracks muy bien logrados, y excelentemente ordenados, que se vuelven toda una experiencia para escuchar de principio a fin. Háganse un favor y disfruten de este álbum pronto.

Les compartimos el link de YouTube por el momento. Pueden disfrutar del álbum también vía Itunes



lunes, 9 de marzo de 2015

Disco del Mes - Febrero '15

Vestiges & Claws  (José González)

Por +Ismael Lara @mayatlas

El segundo mes del año transcurrió con rapidez. Pareciera que expectativas crecieron en este mes, pero fueron contados los discos completos que las provocaran. A pesar de eso, el sonido de 2015 parece alumbrar a los escuchas con sencillos prometedores como lo nuevo de Blur y Death Cab for Cutie. 

Algo que ya pudimos disfrutar bastante es lo nuevo de José González, el famoso artista folk sueco de padres argentinos. Después de varios años de In Our Nature (2007), el cantautor pone de nuevo su nombre en una placa suave y emocional, simplemente José González como artista, individuo sin extravagancias o tapujos.


A lo largo de 10 canciones, el sonido de Vestiges & Claws no alardea en experimentaciones y más bien se mantiene en un paisaje que podría parecer lineal, pero que nunca aburre gracias a sus melodías cautivadoras. Algunas capas de guitarra y, en prácticamente todo el álbum, una base rítmica y sencilla de percusiones que van dando forma a canciones que atrapan desde la primera escucha.

Un playlist bien armado en este álbum, desde la introducción con With the Ink of a Ghost, pasando por canciones destacables como Let it Carry You y Leaf off / The Cave. Afterglow es la última canción que galopa entre un clásico folk y un ritmo digerible casi de canción pop, para finalizar esta pieza discográfica con Open Book, un corte mucho más relajado e instrumental.

Ideal para preparar una tarde de descanso o una caminata al aire libre. La música de José González vuelve a paisajes básicos, melodías que no serán revolucionarias pero que marcan un agradable soundtrack para lo que va del año. Recomendación: Escúchenlo tranquilos, pero cuanto antes mejor.

jueves, 26 de febrero de 2015

Blonde Redhead. Calidez y calidad. (GDL 20-02-15)

Blonde Redhead. foto por @mayatlas
 Texto por +Ismael Lara @mayatlas

No es la primera vez que la banda de Kazu Makino y los gemelos Pace llegue a Guadalajara, de hecho Blonde Redhead es una asidua visitante a nuestro país. Se han vuelto consentidos y conocedores del público. En el transcurso, su sonido ha transitado desde el rock alternativo y post punk de la época de Sonic Youth, hasta un Dream pop aderezado con toques de Shoegaze.

El pasado viernes 20 de Febrero, tocó el turno al Teatro Diana de recibir a la banda de origen neoyorquina y estructura internacional (2 italianos y 1 nipona). El pretexto, presentar su nueva producción Barragan (2014), un material introspectivo pero de muy buena manufactura. Después de que la banda tapatía Fesway se presentara ante un foro aun con muchos asientos vacíos, la expectativa incrementaba ante el telón cerrado del Diana.

Cuando las luces fueron apagadas, el telón se abrió y ya los tres integrantes de la banda estaban posicionados en su lugar. Un fondo teñido, durante gran parte del concierto, de rojo y luces tenues que apenas hacían distinguir a Kazu, Simone y Amadeo, a pesar de la corta distancia. Sonidos de Barragan iniciaron el setlist, predominado principalmente por canciones estilizadas a lo último que ha hecho la banda, lleno de melancolía y suavidad, aunque acompañado en vivo de largas secciones instrumentales, genuinas y sin llegar a tornarse aburridas.

El concierto se había vuelto algo contemplativo, cuando llegó el turno de In particular, un clásico de la banda que invitó por si misma al público a levantarse de sus asientos y disfrutar del momento de climax sonoro de la noche. A este le siguieron temas en donde el ánimo no bajó en absoluto, de su celebrado 23 (2007), la fenomenal energía de Spring and by Summer Fall, y después el aclamado single 23, último tema antes de despedirse por primera vez.

Blonde Redhead. foto por Yorch Gómez, cortesía de Teatro Diana

A pesar de que el encore fue más "calmado", la destreza musical de Blonde Redhead continuaba impresionando. Entre las ganas de más, algo incumplidas, Kazu Makino tardó en despedirse, ya que se animó a saludar de mano a los asistentes en las primeras filas.

Fue un gran acierto el llevar al trío neoyorquino a un escenario como el Diana. Es inimaginable entender a Blonde Redhead sin la merecida calidad de sonido. A final de cuentas se agradece que una banda, que a pesar de no convocar multitudes en ciudades como Guadalajara, pueda ofrecer aquí un show de gran calidad. 

El rojo en el fondo del escenario, la música, la sobriedad y exquisitez interpretativa de los gemelos Pace, los movimientos de Makino, fueron el aderezo que fue envolviendo a cada uno de los asistentes de esta noche. Calidez merecida para un público que debería tener la oportunidad para más recitales como estos.

Setlist Teatro Diana 20-02-15
Blonde Redhead. foto por @mayatlas


1.   Barragan
2.   Lady M
3.   Falling Man
4.   Love or Prison
5.   Mind to be Had
6.   No More Honey
7.   Doll is Mine
8.   Melody
9.   Dripping
10. In Particular
11. Spring and by Summer Fall
12. 23

encore

13. Melody of Certain Three
14. Here Sometimes
15. Defeatist Anthem (Harry and I)

miércoles, 25 de febrero de 2015

'Blood Red Moon' la nueva canción de The Hives

En noviembre, The Hives nos dejaron extasiados cuando se presentaron en la primera edición del festival Coordenada, un suceso que probablemente los que asistieron recordarán con gran entusiasmo por el resto de sus vidas, en lo personal así será ya que esa fue la primera vez que tuve la oportunidad de ver en vivo a esta banda, la cual formaba parte de mi top en preparatoria.

En 2012, lanzaron su último material "Lex Hives", desde entonces no se tenían muchas novedades pero hace algunos días, la banda nos compartió una nueva canción titulada 'Blood Red Moon', que forma parte del soundtrack para una película sueca que se llama The Circle.

La nueva pista no tiene mucho de garage rock, te invito a que la escuches a continuación vía Spotify, y me comentes si te gustó o no:



domingo, 8 de febrero de 2015

Disco del Mes - Enero '15

Panda Bear meets the Grim Reaper (Panda Bear)



Un año más lleno de nueva música. 2015 no ha empezado mal en este aspecto, si buscan bien, varias propuestas consolidadas, y algunas más novatas, ya han sorprendido a muchos agregando una cuantiosa lista de canciones con buen sello de calidad. De Belle & Sebastian a Marilyn Manson, pasando por Pond y The Decemberist, hubo un par de discos que destacan entre todos. El primero es una inesperada campanada, el nuevo álbum de la islandesa Björk, que adelantó la salida de Vulnicura a mediados del primer mes del año. No deja de impresionar la calidad de las joyas que produce la cantautora, sin embargo, también en este mes la grata sorpresa la dio el conocido integrante de Animal Collective, Noah Lennox, con el seudónimo de Panda Bear.

"...Grim Reaper" es una escalera de emociones y texturas sonoras, que encanta más con cada escucha. De principio a fin, Noah parece llevar al receptor por un camino que va de lo bailable y ruidoso, a etapas más contemplativas, tal como la vida misma. Si bien no abandona el estilo experimental ya conocido de Panda Bear, en este álbum es llevado a una situación distinta, la del artista, la persona que va envejeciendo.

Crisis de edad media u otros traumas, resultan al fin y al cabo en un disco enormemente disfrutable, de ahí nuestra elección como el disco de Enero. Un comienzo con Sequencial Circuits que sirve como un perfecto "intro" o prólogo lírico, para después continuar con el single Mr. Noah, una canción tan pegajosa como una paleta de caramelo. La etapa más bailable del disco continua en algunas canciones más, y parece evocar a una sociedad moderna y ruidosa. Destaca sin duda Boys Latin, donde Noah juega con ritmos desconcertantes tenues y experimentación sonora, siendo uno de sus mayores logros en este disco de Panda Bear.


Poco a poco el disco se vuelve totalmente contemplativo, sin que esto quiera decir que sea aburrido. El viaje hacia la madurez, o bien la pasividad completa, resulta en canciones como Lonely Wanderer y Tropic of Cancer, de ambiente celestial, pero que continúan con una manufactura sonora complejamente bien estructurada, algo agradecido por el oído.

Al parecer tendremos el gusto de escuchar bastante música nueva este año, música intrigante, pero sobre todo, que formará un soundtrack diferente al de otros años. 2015 está siendo llenado con agradables texturas musicales, vale la pena comenzar a vislumbrarlo con discos como este.